Rafting en El Cangrejal

Rafting en El Cangrejal

“¡Un rápido a cien metros! ¡Cuando diga hacia la izquierda; a la izquierda! ¡Pongan mucha atención a mi voz!” advirtió el guía, unos segundos antes de alcanzar la parte de la corriente donde el ruido era ensordecedor; en ese momento ocurren muchas emociones simultáneamente, pues pronto se sorteará, o no, la parte del río donde este se arremolina, y podrían caer al agua cada uno de los ocupantes de la balsa neumática.

 El propósito del Rafting es siempre ganarle al río y esto solo se puede lograr trabajando en equipo, con los remos y la masa del mismo cuerpo, mientras se efectúan cada una de las instrucciones emitidas por el guía, miembro indispensable en toda bajada por los rápidos.

El rafting en la Costa Norte de Honduras es una de las aventuras más extremas, realizadas en las aguas bravas de varios ríos que nacen en la Cordillera Nombre de Dios. Esta actividad puede ser realizada por jóvenes desde 15 años en adelante, supervisados por adultos; e inclusive con personas de la tercera edad, sin problemas de salud.

La balsa especial, sumamente resistente, se transporta hasta el punto del río en donde se desea iniciar el recorrido. Dependiendo de lo que se busca, se debe solicitar al guía de la actividad, un lugar tranquilo con corriente suave; o un lugar borbollante para empezar con la máxima emoción; puede empezarse el recorrido en el lugar más alto de la cuenca, o en medio; lo fundamental es lograr el objetivo propuesto por la mayoría del grupo. ¡Se trata de disfrutar el río, desde adentro, con todos los retos implicados!

Son necesarios algunos instrumentos para proteger el cuerpo: Casco bien ajustado; chaleco salvavidas y un calzado adecuado. Por lo demás, es muy importante ir lo menos cargado posible, y utilizar protector solar. Una jornada de rafting puede durar fácilmente cinco o más horas, dependiendo de lo difícil que esté el río ese día.

El río Cangrejal, en La Ceiba, Atlántida es el sitio con las mejores condiciones para llevar a cabo esta actividad recreativa, pues allí se pueden encontrar todos los elementos necesarios para hacerlo bien: guías expertos, equipo adecuado y un paisaje inolvidable. Se puede llegar a esta ciudad en avión, desde Roatán, San Pedro Sula y Tegucigalpa. También por la carretera principal que recorre todo el litoral, desde Tela hasta Trujillo. Para llegar a la cuenca del río Cangrejal basta conducir hasta el punto el punto de partida, pues el camino es accesible incluso para automóviles de tracción sencilla.

¡No hay excusa para disfrutar de los rápidos en el río Cangrejal!


Imprimir   Correo electrónico