Oficios Antiguos

Grupo cuerda

Cultivo de Flores

Santos Victoria Midence es hoy una agricultora y vendedora de flores retirada. Solía visitar con sus canastos llenos de flores individuales y ramos preparados, en compañía de otras mujeres de su aldea, el “Mercado Los Dolores”, “El Mercadito” y otros mercados existentes en la Tegucigalpa de los años 1940´s, 1950´s y 1960´s.

yuntero

El Tayacán y sus bueyes

No sería exagerado afirmar que gracias al uso de yuntas con bueyes, surgieron las civilizaciones de la antigüedad. Según la Arqueología, esta tecnología apareció hace seis mil años en Sumeria y Egipto, y fue el avance cultural más importante durante varios siglos, al aumentar la producción de alimentos y utilizar menos personas para la agricultura.

apicultor

El Apicultor

“¡Cultivar abejas es un oficio sumamente exigente y delicado! Al fin y al cabo, las abejas son insectos muy trabajadores, pero frágiles…” nos cuenta Don Ricardo Cáceres, con 85 años de edad, quien siempre ha vivido en la aldea “Las Tablas”, dentro del Distrito Central, al Oriente de Tegucigalpa. 

Grupo cuerda

Grupo musical Santa Lucía

En un principio, el oficio de músico estuvo ligado a las actividades de evangelización que realizaban las órdenes misioneras en la Capitanía General de Guatemala, durante el siglo XVI y XVII. Sin embargo, fueron las familias centroamericanas que prosperaron gracias a los cultivos de café, caña de azúcar, algodón y la ganadería para exportación en el siglo XIX, que los músicos fueron contratados para amenizar casamientos, ferias regionales y celebraciones relacionadas con los días festivos.

apicultor

El Talabartero

El maestro talabartero, Don Joel Estrada Soriano de 62 años actualmente, nos expone sobre algunos aspectos y elementos relevantes de su vida en esta actividad artesanal.

Grupo cuerda

La Alfarera de La Campa

María Olivia Pérez López de 63 años de edad es una alfarera con una larga experiencia acumulada en el oficio de la Alfarería Tradicional Lenca, nos relata: “Empecé a trabajar de 14 años. Aprendí el oficio porque mi mamá era alfarera también. Lo que ella hacía yo también lo hacía”.