nueces

Nueces y semillas como suplementos

Para un organismo omnívoro la exigencia permanente será lograr una alimentación balanceada y completa, cada día. Solo así se puede garantizar el estado de salud óptima, necesario para vivir de la mejor manera y con el máximo potencial, su ciclo vital.

Al funcionar con un cerebro tan complejo y exigente, en todo aspecto, cada humano debe cumplir algunas mínimas exigencias nutricionales durante el día, si pretende mantener un buen rendimiento en cada actividad efectuada, en la mañana, en la tarde y en la noche.  ¿Cómo se puede lograr esa alimentación equilibrada?

¡Aquí es donde aparecen las nueces y semillas! Estas son en realidad, paquetes naturales con todo lo necesario: grasa, fibra y proteína; inclusive sales minerales y vitaminas. El gran desafío consiste en consumirlas adecuadamente. Es decir, sin abusar de sus características o atributos importantes, combinándolas para potenciar sus efectos beneficiosos para el cuerpo.

Lo ideal es comer un poco de ellas, cada día. Y como hay de muchos tipos, la variedad de sabores y nutrientes está garantizada: Se pueden comer las más dulces y grasosas, por la mañana, en el desayuno, como las macadamias y pecanas;  en el almuerzo, se pueden agregar a las comidas, como las semillas de marañón (cashews)y los pistachos en recetas orientales,  los cacahuates en comidas latinoamericanas;  por la tarde, pueden ser un rico snack o bocadillo, si se combinan con frutas deshidratadas; y finalmente, durante la cena, pueden utilizarse para hacer un buen cierre, las de sabor más exótico e intenso, como las semillas de calabaza, el ajonjolí  y las semillas de girasol, acompañándolas con un buen vaso de cerveza...

Cada quien debe decidir cómo alimentarse, sin olvidar ¡Eso sí!, la condición de omnívoros compartida por todos los humanos, la cual se traduce en el mandato biológico: “Come de todo, en pocas cantidades, varias veces al día. Cambia las combinaciones, día a día…”. ¡Esto lo hacían los primeros humanos, cuando eran cazadores-recolectores, en medio de los grandes bosques de la época.

 


Imprimir   Correo electrónico